Seleccionar página
Para la construcción coherente de tu marca personal deberás definir una serie de elementos de tu personalidad que tu marca necesita acerca de ti misma. La intención es incluir en la construcción de tu marca personal esa singularidad que la haga única, inolvidable y memorable.

Los principales elementos que nos interesan son:

1) Elementos externos de la personalidad

Aquellos que se pueden apreciar a primera vista, digamos en una primera toma de contacto.  Y son de los que voy a tratar en este artículo.

  1. Voz
  2. Estilo
  3. Carácter
  4. Pasiones

a) Voz.

La voz de tu marca es aquella que empleas para comunicar tu mensaje. Es el “cómo comunicas” el tipo de lenguaje que utilizas, el tono, las expresiones.

Todas las personas tenemos un tono de voz. Trabajar el tono de voz de forma consciente te permite establecer unas pautas para conseguir tus objetivos. Si bien es cierto que el tono de voz y el estilo de comunicación van evolucionando y termina de definirse con el tiempo. Darle forma desde el principio tiene sus ventajas.

Ya que es una herramienta poderosa para conectar de forma profunda con nuestra audiencia y potenciales clientes.

De la teoría a la práctica:

Graba un audio en el que te imaginas contando a una amiga una anécdota de algo que te sucediera hace poco. Luego, escúchate a ti misma y evalúa de qué forma cuentas la historia. ¿Qué tono empleas?

Aquí tienes algunas características, enumera tres o cuatro de ellas con las que te sientes identificada:

Seria, desenfadada, alegre, informativa, cercana, formal, ágil, técnica, directa, tranquila, escueta, positiva, misteriosa, amigable, entusiasta, convincente, sensual o cualquier otra que consideres.

Estas tres o cuatro características escogidas serán tu voz de marca a partir de ahora. Sin embargo, me tomare la libertad de sugerirte tener también como características secundarias, aunque igual de importantes que las escogidas por ti el transmitir tu voz de manera natural, sincera y asertiva. Ello contribuirá a la confianza y credibilidad de tu marca.

b) Estilo

Tu estilo personal es la presencia con la que te comunicas con el mundo y tiene una relación intrínseca con tu individualidad.

Siempre que conocemos a una persona, analizamos todo lo que podemos percibir a simple vista: ropa, aseo personal, gesticulación, tono de voz e, incluso, su actitud a sostener una charla.

Saber que cada interacción que tienes está comunicando establece la importancia de cuidar que tu estilo personal sea el reflejo coherente de la relación existente entre tu mundo exterior e interior.

En la interacción con tu audiencia estas representando a tu marca; razón por la cual, tu estilo personal debe coincidir con el estilo de negocio que tienes, procurando que exista una concordancia sin pasar los limites en los que pueda parecer forzado. Recuerda que la coherencia de tu marca debe transmitirse en todo momento.

Tu estilo personal debe reflejar tu estilo de vida, tu personalidad y tus necesidades del día a día. Existen 3 elementos que pueden ayudarte a definir ese estilo personal:

  • Lo que sabes de ti. ¿Cuáles son los elementos más importantes para ti en el día a día? Aquellos que te hacen sentir cómoda, natural y autentica.
  • Lo que sabes de tu cuerpo. Conoce tu cuerpo, lo que no te gusta, pero, sobre todo, ¡lo que más te gusta! para que lleves la atención allí. Yo trato de llevar la atención a mi cara porque siempre he pensado que mi sonrisa marca una diferencia positiva en las personas que conozco y dice algo de mi personalidad. Procurando usar cosas más sencillas en el resto del cuerpo.
  • Lo que quieres decir. Hazte consciente de lo que quieres decir y transmítelo. ¿Cómo es tu personalidad? ¿Te gusta ser el centro de atención? ¿Eres cercana? ¿Imponente? ¿Sexy? ¿Introvertida?

De la teoría a la práctica:

A veces la inspiración puede contribuir a definir tu estilo personal porque te proporciona ideas para dar forma a cada uno de los elementos mencionados anteriormente. Puedes buscar profesionales de tu sector de actividad con la que te sientas identificada. Pregúntate si ese estilo que te gusta coincide con el que tienes actualmente, o si es un estilo que te gustaría implementar en ti para mejorar tu imagen.

c) Carácter

Cuando hablamos del carácter, nos referimos al modo en que reaccionamos habitualmente a las situaciones que se nos presentan en la vida, incluso a aquellas que resultan imprevistas.

Comúnmente se clasifica a las personas entre caracteres fuertes y débiles, o de buen y mal carácter, que por lo general tienen que ver con la irritabilidad, la templanza, resiliencia y/o pasividad, dependiendo del contexto.

De la teoría a la práctica:

Explora los rasgos de tu carácter que consideras te han ayudado a lo largo de tu vida a conseguir tus objetivos. Enumera 10 rasgos de tu carácter que te gustan de ti misma y otros 10 que te gustaría mejorar.

Seguramente en el transcurso del proceso encontrarás algunos rasgos que no consideras muy positivos, sin embargo, esos también forman parte de ti y debes tenerlos en cuenta porque lo creas o no ellos también contribuyen a tu diferenciación y te configuran como el ser único que eres.

d) Pasiones

Cuáles son esos hobbies, gustos y excentricidades que amas hacer, te definen como persona y a las que no podrías renunciar porque forman parte de ti.

Para algunas personas definir lo que aman les resulta terriblemente difícil y he notado que por lo general es debido a una de estas dos cosas:

  • Han estado muy preocupadas complaciendo a los demás y cuidando de todos menos de ellas mismas. O…
  • Sienten que la vida es muy complicada para hacer lo que aman por ser muy poco realista.

Lo que esas personas no deberían olvidar es que cuando haces lo que disfrutas y fluye de ti de manera natural, eres de gran ayuda para los demás porque estás viviendo tu propósito, irradiando energía, brillando y siendo feliz. ¿Puede existir un mejor aporte personal que ese al mundo? Yo no lo creo.

De la teoría a la práctica:

Enumera todas esas cosas que te gusta hacer y busca de qué manera todas o algunas de ellas se podrían conjugar con tu personalidad de marca para transmitir esa esencia única y personal que marcará la diferencia en la comunicación de tu mensaje.

2) Elementos internos de la personalidad

Nos definen desde un punto de vista más profundo ya que son aquellos que representan nuestros principios, e importantes responsables de la toma de nuestras decisiones.

  1. Misión
  2. Visión
  3. Valores
  4. Diferenciación

Conclusiones finales

Definir cada uno de estos elementos creará una marca coherente que transmitirá la fuerza de tu propia singularidad lo que la convertirá en una marca sólida, inolvidable y memorable.

A partir de allí comunicar tu mensaje deberá contener características que permitan que al proporcionar contenido se vea explicitamente tu identidad de marca. Tus clientes la identifiquen y les sea inconfundible por sus elementos de personalidad claramente diferenciables.

Me encantaría saber tu experiencia como marca, te leo, cuéntame en los comentarios. Y si necesitas ayuda para explorar los elementos de tu marca personal recuerda que estoy a un clic de distancia. Un abrazo de alta energía.

Arquetipos

¡Descubre tus Arquetipos!

Rellena el formulario. Haz el TEST e identifica tus arquetipos para usarlos y  dar fuerza a tu identidad de marca.

Más info

Pin It on Pinterest

Share This