Seleccionar página

El círculo brillante de tu comunicación se construye y en esta entrada te comentaré ¿Cómo?.

Todo tiene un origen, también nuestros propósitos, estos no se generan espontáneamente. Siempre hay un desencadenante. Este estímulo repentino para resolver un problema, concebir ideas, inventar algo o crear una obra de arte, es un tipo especial de sentimiento: la inspiración.

Para mí, la palabra “Inspiración” significa estar en contacto con el espíritu. Es el reconocimiento del espíritu que reside en nuestro interior. La unión con nuestro mundo espiritual es una dirección que tomamos y no un destino que debe ser alcanzado.

Cuando estas inspirada por algún propósito, por algún proyecto extraordinario; tus pensamientos rompen sus barreras; tu mente trasciende sus limitaciones, tu conciencia se expande en todas las direcciones y te encuentras en un mundo brillante. Tus talentos cobran vida para hacerlo realidad.

Nos emocionamos cuando perseguimos nuestro propósito, y ello provoca en nosotros un sentimiento de autorrealización. La emoción viene del latín e-movere (mover hacia fuera), lo que sugiere acción y está estrechamente relacionado con nuestro propósito (lo que nos mueve).

Circulo de oro de Simon Sinek

Simon Sinek, ex ejecutivo de publicidad en su libro “Start with Why” (Comience con un por qué) estableció (TED 2006) como todos los grandes líderes inspiran a la acción utilizando un mismo esquema de comunicación, y que éste es opuesto al que habitualmente utilizan el común de los emprendedores y empresas para explicar su actividad principal.

El esquema de comunicación de las líderes inspiradoras

Su idea fundamental parte de la premisa de que, en igualdad de condiciones, siempre gana quien inspira.

Hoy la información, el conocimiento y las oportunidades de mercado están a la vista de todos. Sin embargo, algunas emprendedoras y empresas triunfan y otras no. El por qué se basa en la capacidad de algunas para inspirar.

La inspiración se consigue cuando se cambia el orden de comunicación de los conceptos: qué, cómo y por qué.

Es habitual encontrar que la mayoría de empresas y emprendedoras sepan explicar exactamente qué hacen profesionalmente. Si tiene claro sus criterios y métodos, también sabrán comunicar bien cómo lo hacen. Lo que ya no es tan habitual es encontrar aquellas que sepan expresar una idea clara de por qué lo hacen.

El esquema de comunicación seguido por la mayoría presenta una comunicación en la que primero el qué, después el cómo y finalmente, si saben describirlo, el por qué.

Este esquema de comunicación es aceptable, e incluso en algunos casos puede ser diferenciador, pero difícilmente resultará ser inspirador.

Y es que lo que hacen las buenas comunicadoras (inspiradas) es justamente alterar el orden de ese esquema.

Ese esquema Simon Sinek lo represento a través de la figura que él llamo círculo de oro: en el centro del círculo situó el concepto del por qué, en la siguiente capa el cómo y finalmente el qué, pues es éste el orden en que las líderes piensan, actúan y comunican.

A ese mismo circulo a mí me gusta llamarlo circulo brillante de la comunicación para recordarme el factor “Inspiración” que marca la diferencia.

Comunica tu por qué para inspirar

La comunicación es una de las bases del marketing operativo. Al comunicar adecuadamente nuestro mensaje podemos captar la atención, despertar el interés y lograr acciones en nuestra audiencia.

Comunicando bien nuestro mensaje y, en primer lugar, por qué hacemos lo que hacemos, podemos establecer una conexión emocional con aquellas personas que creen en lo mismo que nosotras.

Las emociones son la clave, ligadas a nuestros propósitos y a su vez estrechamente relacionados con nuestras creencias que nos impulsan a la acción, de allí que si tocamos las emociones de nuestra audiencia lograremos moverlas a la acción.

Es el por qué lo que apela a la emoción. Por este motivo, un adecuado esquema de comunicación que promueve de forma inmediata las emociones tiene todas las posibilidades de triunfar.

Las emprendedoras y empresas que pueden explicar su por qué tienen una oportunidad de inspirar, ejercer liderazgo o como mínimo promover ideas con muchas posibilidades de éxito. El círculo brillante de la comunicación es un esquema simple pero potente, que vale la pena utilizar.

Me encantaría saber tu experiencia, te leo, cuéntame tu ¿por qué? en los comentarios. Y si necesitas ayuda recuerda que estoy a un clic de distancia. Un abrazo de alta energía.

Pin It on Pinterest

Share This