Seleccionar página

Aumentar tu productividad cuando la concentración te ha abandonado pasa por tratarte con bondad y realizar nuevas rutinas para centrar nuevamente la atención.

Seguro que más de una vez, como emprendedora todo terreno 24×7 te habrá pasado que estando frente al ordenador y sabiendo que tienes una larga lista de cosas por hacer, no logras centrar tu atención; la concentración te ha abandonado y tu mente divaga entre la rutina y el agobio.

Sí, te entiendo, no eres la única que ha experimentado esa sensación, sin embargo, la buena noticia es que existen algunas cosas que pueden ayudarte a sobrellevarlo mejor y salir de ese estado improductivo de trance.

Aquí algunas sugerencias que te permitirán aumentar de nuevo tu productividad y energía para conseguir ejecutar todas las actividades de tu lista.

1) Haz ejercicio para activar tu cuerpo y mente

Nos guste o no, en la mayoría de los casos pasamos largas horas trabajando frente a un ordenador. Esto nos arrastra a un estilo de vida más sedentario y como consecuencia muy poco saludable.

Una de las mejores formas de activar nuestra energía es a través del movimiento por lo que introducir alguna rutina de ejercicio en tu día a día, por pequeña que sea, estimulará tu cuerpo y tu mente.

Muchas de mis clientes están en el sector de la salud y entre otras muchas cosas con ellas he aprendido a respetar la individualidad personal de cada quien, es decir, lo que es bueno para mí, no necesariamente lo será para ti. Es por ello que te sugiero que explores la actividad física que mejor se adapte a tu estilo de vida.

En mi caso personal, el practicar una rutina de yoga antes de mi meditación me mantiene flexible y me conecta con la exploración de mis limites a través del movimiento del cuerpo.

El movimiento crea la emoción. El modo en que nos movemos cambia la forma en que pensamos, sentimos y nos comportamos. Tony Robbins Clic para tuitear

Cualquiera que sea el ejercicio que decidas incorporar, recuerda que lo importante es la constancia.

2) Inhala/Exhala al aire libre

Si la actividad a la que te dedicas la realizas en espacios cerrados (indoor), considera tomar unos minutos de tu tiempo y salir al aire libre para inhalar y exhalar. Incluso si tienes la oportunidad de hacerlo en espacios que te permitan el contacto con la naturaleza mucho mejor. Esto sin duda alguna activará tu creatividad y te evitará las sensaciones de agobio que producen permanecer largos periodos de tiempo en espacios cerrados.

Si practicas la meditación, mejor aún, realiza una meditación que te permita encontrar el equilibrio y “focus” en tu mundo interior. Si no practicas la meditación puede ser un buen momento para comenzar, sin embargo, debes saber que con tan solo practicar ejercicios de respiración consciente servirá para cumplir tu propósito. Uno de los que yo utilizo más frecuentemente es el Pranayama

Es sorprendente descubrir cuánto influye el placer de respirar en nuestros ideales más elevados y trascendentales. George Santayana Clic para tuitear

3) Nutrirte es una prioridad

No son pocas las emprendedoras todo terreno que cuando están embotadas del trabajo o pasando por un bache creativo pierden el apetito u olvidan la importancia de beber suficiente agua para evitar la deshidratación.

No debes olvidar que el mantenimiento y aumento de nuestra productividad está estrechamente relacionada con el buen funcionamiento y el equilibrio físico, mental y emocional con el que afrontamos nuestros días.

El aumento de nuestra productividad está estrechamente relacionado con el mantenimiento de nuestro equilibrio físico, mental y emocional. Karla K@ Clic para tuitear

Busca alternativas simples como consumir frutas si no te apetece comer o (según tú) no tienes tiempo para hacerlo. Tampoco renuncies a beber por lo menos dos litros de agua al día. Una forma fácil de hacerlo es mantener cerca de ti, en tu puesto de trabajo, una jarra de agua e ir bebiéndola durante la jornada.

4) Realiza primero la tarea que menos te gusta

Nos guste o no, siempre tenemos en nuestras listas tareas que no deseamos hacer, esas que constantemente procuramos posponer e intentamos esquivar. La mala noticia es que por más que las ignoremos continuarán estando allí y tarde o temprano habrá que hacerlas.

Ese tipo de tareas nos consumen mucha energía mental, por esa razón, una de las mejores formas de mantener o aumentar tu productividad es tenerlas identificadas y cada vez que aparezcan en tu lista del día salir de ellas haciéndolas de primero; esto te ayudará a despejar tu mente y te permitirá enfocarte en las siguientes tareas sin restar tu energía en la atención de aquello que te ocasiona incomodidad.

También sería interesantes que considerarás la práctica de hábitos para ser una persona más productiva si aún no lo haces.

5) Desconectar para ganar concentración

Existen tareas que requieren de toda nuestra concentración por su nivel de complejidad, es en esos momentos en los que necesitas de toda tu intención y atención por lo que eliminar todas las distracciones pasa a ser prioritario.

Eso incluye aislarte no solo de tu entorno pidiendo no ser molestada ni interrumpida sino también desconectar de toda la tecnología que te rodea. Salir o desloguear de tu correo electrónico, silenciar tu teléfono móvil, desconectar cualquier otro dispositivo que pudiera interrumpir tu tarea con alarmas o recordatorios innecesarios.

Las interrupciones pueden duplicar el trabajo que se requiere para llevar a cabo todo el proceso. David Allen Clic para tuitear

Conclusiones finales

La causa de la falta de atención y concentración en determinados momentos pueden estar motivada por diversas razones, entre ellas, distractores, preocupaciones, ansiedad, malestar, cansancio, desmotivación.

Es importante identificar dicha causa si observamos que la falta de atención y concentración se presenta de forma frecuente durante periodos de tiempo prolongados.

Sin embargo, no olvides que somos una compleja red de pensamientos y emociones humanas y a veces para activar de nuevo nuestra más elevada productividad solo necesitamos poner distancia, descansar, desconectar y regresar recargadas de energía para continuar donde lo hemos dejamos porque siempre será placentero viajar al centro de nosotras mismas y simplemente ser.

Me encantará leerte, ¿Conoces alguna otra práctica útil que se puede realizar cuando nos sentimos poco productivas?

Pin It on Pinterest

Share This